Acceso usuarios

En los últimos años la Universidad de Vigo ha venido impartiendo de forma ininterrumpida el Programa de Doctorado en Ingeniería Telemática, programa que ha proporcionado a la sociedad investigadores competentes en las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, en especial en las directamente relacionadas con las redes y servicios telemáticos, pero formados igualmente en el uso de técnicas generales propias de la ingeniería. Ello ha permitido a los alumnos de estos estudios afrontar con garantías labores complejas de investigación y desarrollo avanzado en sus centros y empresas de origen.

Este programa de doctorado obtuvo la Mención de Calidad en la última convocatoria realizada por el Ministerio de Ciencia e Innovación (71 puntos sobre 100) y ha sido seguido, en los últimos años, por alumnos procedentesn del entorno regional y nacional, por profesores e investigadores de universidades y centros de investigación de Portugal y países de América Latina, y por un número creciente de profesionales empleados en departamentos de investigación en entornos empresariales. Durante los años precedentes, los contenidos del programa se consolidaron en torno a las líneas de investigación principales de los grupos que integran el departamento, cuyos miembros participan activamente en la docencia de las materias.

El Máster que se propone en esta memoria sustituye al periodo docente del citado programa de doctorado, que constituye, como se ha explicado, una oferta de estudios consolidada en la Universidad de Vigo con una demanda estable que justifica su pertinencia, ya que ha tenido una media de 33 alumnos de nuevos ingreso por edición en las tres últimas (2006/08, 2007/09 y 2008/10). Esta demanda se explica por el hecho de ser la Ingeniería Telemática una disciplina integral dentro de las que conforman el ámbito de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), base a su vez de la denominada Sociedad de la Información. Estas tecnologías han transformado todos los procesos productivos de un modo transversal, y se las considera con razón potentes catalizadores de la innovación y el progreso en las sociedades avanzadas. El interés y la importancia que las distintas administraciones públicas conceden a la investigación en este ámbito se recogen claramente en los planes estratégicos y programas de ayuda a la investigación existentes a nivel autonómico, nacional y europeo.

En el marco europeo, desde que en marzo de 2000 la “Agenda de Lisboa” estableciera como factores clave en los niveles de productividad de la Unión Europea la insuficiente inversión en I+D y en formación en TIC, la apuesta estratégica por estas tecnologías ha sido decidida. Sirva como ejemplo significativo el dato de que, dentro de la política de inversión en I+D+i de la UE para los próximos años, el objetivo declarado en la reunión de Helsinki de noviembre de 2006, dentro del foro “Sociedad de la Información 2006”, entre la comisaria para la Sociedad de la Información y 3.500 investigadores europeos, de poner en marcha una nueva generación de proyectos, no sólo de investigación básica sino también orientada, para elevar el rendimiento de la investigación europea y contribuir a situar al sector de las TIC en la vanguardia del desarrollo tecnológico a nivel mundial, se ha visto plasmado dentro del VII Programa Marco a través de la asignación de la partida presupuestaria más importante a estas tecnologías (18% del presupuesto total).

Además de medirse por la inversión pública, el impacto de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación en el entorno socioeconómico europeo actual viene avalado por diversos estudios que atribuyen a las TIC el 40% del crecimiento de la productividad de la Unión Europea y el 25% del crecimiento de su PIB. Actualmente, este ámbito supone el 6% del empleo de mano de obra y el 8% del PIB del global de la UE, lo que las convierte en un sector clave dentro de la economía de la Unión.

Dentro del entorno socioeconómico más cercano, a nivel nacional cabe destacar que una las cinco grandes acciones estratégicas que define el Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2008–2011 del gobierno español, sea precisamente la “Acción Estratégica de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información”; y en la Comunidad Autónoma de Galicia, el Plan Gallego de Investigación, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2006-2010 (INCITE) identifica 14 áreas prioritarias para los programas sectoriales y tecnologías críticas, siendo dos de ellas las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y la Sociedad de la Información. Es significativo asimismo el Plan Estratégico de Innovación de Galicia 2010 de la Xunta de Galicia, donde se analiza la situación de atraso por parte de las empresas gallegas en materia de I+D+i y se identifican las áreas de mejora prioritarias, al señalar las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones como el segundo aspecto clave en orden de importancia en el que las empresas gallegas necesitan mayor grado de innovación.

En definitiva, existe amplio consenso sobre la importancia de las TIC, tanto dentro de un entorno socioeconómico global, como en el más cercano, y en consecuencia sobre el déficit de profesionales adecuadamente formados para llevar a cabo tareas de I+D+i dentro de este sector. El Máster en Ingeniería Telemática que se propone en esta memoria pretende responder a esa demanda de la misma forma que lo venía haciendo el programa de doctorado al que sustituye, razón por la que se da al máster una orientación investigadora.

El programa de Máster en Ingeniería Telemática es por el momento de características únicas en la Comunidad Autónoma de Galicia y se adscribirá a la E.T.S.I. de Telecomunicación de la Universidad de Vigo, centro que aglutina todos los estudios oficiales relacionados con el campo de las telecomunicaciones en Galicia. Esta propuesta, además de dar coherencia a la oferta educativa del centro y de la propia comunidad autónoma, permitirá completarla proporcionando una vía natural de continuación de sus estudios para los egresados de las titulaciones de grado en Ingeniería de Telecomunicación o en titulaciones afines.

El título propuesto no habilitará para el acceso al ejercicio de ninguna actividad profesional regulada en España.